¿Por qué casi nadie quiere ser sede de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2026?

El 14 de noviembre los ciudadanos de Calgary votaron en contra de continuar como ciudad candidata para ser la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2026. El caso canadiense no es el único; en los últimos cinco años se han retirado nueve ciudades del proceso. ¿Por qué?

El pasado 14 de noviembre 171,750 (56.4%) ciudadanos de Calgary votaron en contra de continuar como ciudad candidata para realizar los Juegos Olímpicos de Invierno del 2026. 132,832 votaron a favor para un total de 304,774 votos. El resultado de la votación era previsible para algunos periodistas especializados como Alan Abrahamson, quien cree que el COI quiere los Juegos para Europa en el 2026, pero debe replantear su estrategia con este evento. No es el fin del mundo para el COI, pues tendremos Juegos en el 2020, 2022, 2024, 2026, 2028 y más allá; pero algo tanto rechazo público es una señal de que algo no anda bien.

https://platform.twitter.com/widgets.js

En el fondo de esta votación, y más allá del activismo político en Canadá liderado por ciudadanos que se opusieron activamente en redes sociales y sitios web como nocalgaryolympics.org, hay una crisis con los Olímpicos de Invierno que el COI no ha podido resolver, ni siquiera con las anunciadas reformas de la Agenda 2020.

El profesor John J. MacAloon publicó en el 2016 un artículo en la revista Sport and Society donde expone las crisis que ha tenido el COI y las reformas que han adoptado para superarlas. La última y más importante se llama Agenda 2020. Propuesta en el 2014, la Agenda 2020 es una lista de 40 recomendaciones que busca direccionar estratégicamente el futuro de los Juegos Olímpicos y el COI.

En el 2014 escribí una entrada para la revista efdeportes sobre el mismo tema pero exponiendo la crisis de los Juegos del 2022. Con la salida de Calgary, en los últimos cinco años son nueve ciudades que se han retirado del proceso. Un par de argumentos adicionales a los sobrecostos y la falta de apoyo público responden a la pregunta de esta entrada.

sei39879984
Fuente. www.independent.co.uk  

Dos. El anacronismo del COI. El COI y sus miembros tienen una imagen negativa en muchas ciudades. Quienes los rodean parecen no advertirlo o evitarlo. Ellos buscan influir y hacer parte del Comité mientras ‘manejan’ los problemas derivados del gigantismo de los Juegos, la excesiva comercialización y la corrupción en los Juegos y el COI. Sus miembros viven en élites sociales donde perciben el mundo desde sus propios intereses y en condiciones muy diferentes a la mayoría de ciudadanos.

Históricamente, cada vez que ocurre una crisis en el COI, sus miembros acuden a la misma fórmula. Anunciar reformas y crear un organismo ‘independiente’ y autónomo para resolver el problema. El problema empieza con la eleccion de sus miembros, quienes son cooptados* por mismos miembros que crearon, o participaron en esas crisis. Entonces, desde su creación, el organismo surge con serios conflictos de intereses, y falta de autonomía financiera y administrativa como ocurrió con la creación del Tribunal de Arbitramento del Deporte (TAS/CAS), el Comité de Ética y la Agencia Mundial Anti-Doping.

Y tres. El modelo de negocio. El modelo de negocio del COI con los Juegos es simple. El COI dirige y opera el evento Olímpico en la ciudad sede en conjunto con un Comité temporal integrado por miembros afines al partido de gobierno. Recibe, administra y distribuye las ganancias. La ciudad sede asume los riesgos y los costos. Los ciudadanos de a pie ya se han enterado de esto, de sus excesivos requerimientos, de los costos y sobrecostos, y no quieren comprometer sus impuestos en el pago de una fiesta olímpica que, para los ojos de la prensa y ellos mismos, dura 15 días. Quienes defienden el impacto económico positivo y la renovación urbana, y se apoyan en estudios científicos deben advertir dos cosas. La primera, que también existen otros estudios científicos que demuestran lo contrario. Y la segunda, que esos estudios están sesgados por el patrocinador de las investigaciones, y el interés personal de los investigadores. La renovación urbana es importante, pero es algo que debe ocurrir sin la necesidad de unos Juegos.

*La cooptación consiste en llenar las vacantes que se producen en el seno de una corporación mediante el voto de los integrantes de ella. Es un sistema de selección o reclutamiento de nuevos miembros por nominación interna. La desventaja de la cooptación es que, debido a la inercia propia de las instituciones, puede llevar a la elección de candidatos conservadores, poco dados a la innovación, y por ende, provocar el anquilosamiento de la misma. (https://es.wikipedia.org/wiki/Cooptaci%C3%B3n)

no+vote+5
Fuente: www.insidethegames.biz