Brisbane 2032: Una carrera olímpica sin obstáculos

La capital del Estado de Queensland se convertirá, el próximo 21 de julio, en la tercera ciudad australiana en acoger Juegos Olímpicos. Por primera vez en la historia, la elección se decidirá sin competencia, ya que el propio Comité Ejecutivo del COI bloqueó las demás ciudades interesadas. En esta ocasión, la decisión fue tomada por tan sólo 25 personas del total de 102 miembros COI. ¿Por qué ? Para acceder a esta entrada debes registrarte solo una vez, es gratis.

En la próxima Sesión COI, que se realizará en pocas semanas en la ciudad de Tokio, un 75% de los miembros COI deberá votar lo que ya decidió una minoría. El Comité Ejecutivo (compuesto por 15 miembros) y la Comisión de Futuras Sedes (integrada por 10 personas) anunció el pasado 10 de junio que Brisbane fuera la candidata elegida para ser electa sede de los Juegos de la XXXV Olimpiada. Así es, la gran mayoría sólo deberá levantar la mano. Y así será.

Reunión del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional. Fuente: IOC Media.

Afuera han quedado ciudades como Jakarta, Budapest, Doha o el Valle del Ruhr, en Alemania, cuyas autoridades denunciaron “falta de transparencia” en el nuevo proceso de elección, asumido por el COI en 2019. El presidente de la Confederación Deportiva Olímpica Alemana (DOSB), expresó su sorpresa en febrero pasado luego de que la ciudad australiana entrara en una “fase de diálogo” para organizar los juegos, lo cual la posicionaba como amplia favorita.

“Es una sorpresa que el COI no tome la decisión sobre los juegos de 2032 en 2025 (…) La previsibilidad y la seguridad para el Movimiento Olímpico se volvieron significativamente importantes desde que comenzó la pandemia”

Alfons Hormann, presidente de la Confederación Deportiva Olímpica Alemana a la Agencia DPA.

La ciudad de Doha, a pesar del anuncio, redobló la apuesta y afirmó que seguiría postulándose para los juegos de 2032, a pesar de haber tenido dos candidaturas previas sin éxito. Sin embargo, la decisión ya había sido tomada. Brisbane aportaba solidez, garantías gubernamentales y sustentabilidad económica frente a los inciertos años que se asoman para la era post coronavirus.

No obstante, es importante señalar la presencia de un australiano en la mesa de la toma de decisiones: John Coates, uno de los vicepresidentes del COI, y de los principales hombres de confianza de Bach, quien también tiene la responsabilidad de coordinar los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Coates promovió ampliamente la candidatura en el seno de la organización, y la celeridad de su designación hizo “levantar algunas suspicacias acerca de un posible conflicto de intereses”, según señaló la Agencia AP. Por si fuera poco, gracias a sus gestiones y a las del Comité Olímpico Australiano, el pasado 8 de febrero se logró que los tres niveles de gobierno confirmaran un completo apoyo al proyecto.

Masterplan de Brisbane 2032. Fuente: IOC Media.

Brisbane 2032 estipula un presupuesto de USD 3.4 mil millones y ganancias de USD 4.4 mil millones. Cuenta con el 80% de las sedes ya construidas, y tendrá tres clusters de competición: uno en la misma Brisbane, otro en Gold Coast y el tercero en Sunshine Coast. Por si fuera poco, tendrá dos villas olímpicas, y el proyecto se alineará a las iniciativas del gobierno local por potenciar la infraestructura de la ciudad para convertirla en un “hub turístico” para la zona de Asia Pacífico.

Nos interesa tu opinión, comenta esta entrada en el enlace de discus.

Fuentes: IOC Media, Inside the Games, AP, La Vanguardia.