El COI aumenta presupuesto para CONs mientras los atletas piden transparencia

El Comité Olímpico Internacional anunció a través de sus redes y de su sitio oficial olympic.org, un incremento del 22% para su programa de subsidios a los Comités Olímpicos Nacionales para su participación en los próximos Juegos Olímpicos. El aumento de USD 47 a USD 57 millones se presenta con la intención de cubrir los gastos adicionales de los CONs ocasionados por el aplazamiento de los Juegos de Tokio este año. Estos subsidios de Solidaridad Olímpica se otorgarían a las organizaciones olímpicas de cada país en tres etapas:

  • Antes de los juegos para cubrir los viajes y alojamiento de una persona por CON para participar de las reuniones de Jefes de Misión con el Comité Organizador, y para costear campos de entrenamiento previos a los juegos.
  • Durante los Juegos Olímpicos para contribuir a los gastos de viaje de atletas y oficiales y para su alojamiento en un máximo de dos habitaciones por CON hasta 20 noches. También pueden sumarse gastos relacionados con los juegos que no estén cubiertos por otras fuentes de financiación.
  • Después de los juegos para compensar a los Comités Olímpicos Nacionales por su contribución al éxito de los juegos.

A su vez, se anunció un presupuesto suplementario de USD 15 millones para extender hasta 2021 los programas de Solidaridad Olímpica orientados a los atletas. Esto incluye becas para atletas, subvenciones de apoyo a equipos y apoyo a atletas refugiados.

La petición de los atletas

Por otro lado, un estudio de Global Athlete, en asociación con la Universidad de Ryerson y la Ted Rogers School of Management, realizaron un estudio sobre la comercialización de los juegos y la compensación de los atletas. El objetivo era encontrar soluciones para mejorar el bienestar de los atletas en el movimiento Olímpico. Una revisión de los informes financieros del COI del 2013 al 2016 arrojó las siguientes conclusiones:

  1. Negociación colectiva. Los atletas deben ser compensados adecuadamente por prepararse y asistir a los Juegos Olímpicos. Históricamente, los atletas y sus familias subsidian financieramente años de entrenamiento, viajes y equipos para competir en la industria multimillonaria de los Juegos Olímpicos.
  2. Inbalance en la distribución de fondos. Los atletas que participan en los Juegos Olímpicos solo reciben un 4.1% a través de becas, subvenciones y premios; estos números no son negociables para los atletas. Del 4.1%, el COI solo proporciona 0.5% directamente a los atletas. Los ingresos anuales del COI superan los USD 1.4 billones.
  3. Priorización de la financiación. La mayoría de estos fondos se destinan a financiar las numerosas organizaciones internas y externas afiliadas al COI, incluida la financiación de Federaciones Internacionales, Comités Olímpicos Continentales, Comités Olímpicos Nacionales, el Canal Olímpico, el Museo y el Centro de Estudios Olímpicos. El estudio sugiere que se prioricen estos fondos para compensar mejor a los atletas.
  4. Regla 40 de la Carta Olímpica. Flexibilizar la Regla 40, que impide a los atletas beneficiarse comercialmente por su relación con los Juegos. Menos de 10 países de 206 CONs han relajado la Regla 40 para sus atletas. La Regla 40 debería abolirse para dar lugar a la negociación colectiva. En esta entrada le explicamos en qué consiste la regla 40.
  5. El COI comparado con el deporte profesional. A pesar de autodenominarse una asociación sin ánimo de lucro; el COI se comporta más como una liga profesional que como una asociación. Mientras las 5 ligas deportivas profesionales más grandes del mundo pagan entre el 40 y el 60% de sus ingresos directamente a los jugadores, el COI apenas destina 4.1% en los atletas.
  6. Transparencia en informes financieros. Los informes financieros deben ser abiertos y obligatorios para todos los miembros del Movimiento Olímpico. Debe incluirse la compensación financiera proporcionada a los atletas para entrenar y competir en los Juegos Olímpicos.

Encuentre aquí el estudio en inglés.

Encuentre aquí el resumen ejecutivo en inglés.