Declaración de Global Athlete, en respuesta al mensaje de Año Nuevo de Thomas Bach

Silenciar a los atletas nunca debe ser tolerado, así como tampoco la amenaza de removerlos de los Juegos Olímpicos, que es otro signo de desequilibrio de poder entre líderes deportivos y atletas.Global Athlete.

Global Athlete ha tomado nota del mensaje de fin de año del presidente del COI, Thomas Bach, en el que advirtió a los atletas contra cualquier forma de protesta durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El presidente Bach reiteró también su oposición a la creciente politización del deporte.


Seamos claros. El Movimiento Olímpico ya politizó el deporte. Por mencionar algunos ejemplos, en PyeongChang el COI promovió un equipo unificado de Corea del Sur y Corea del Norte; el COI tiene un lugar de observador en la Asamblea de las Naciones Unidas; el presidente del COI se reúne regularme con Jefes de Estado, y la noción de autonomía deportiva es sobrevalorada por los Jefes de Estado, que también cumplen roles en Comités Olímpicos Nacionales y Comisiones del COI, o que a su vez tienen posiciones ministeriales. El COI ya politizó el deporte.


Bajo el Artículo 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la libertad de expresión es un Derecho Humano fundamental y las reglas del deporte no deberían tener la habilidad de limitar ese derecho. El COI no compensa ni emplea a los atletas para asistir a los juegos. De hecho, el COI requiere que los atletas cedan sus derechos para participar de los Juegos Olímpicos. Los atletas dedican años de sus vidas para calificar a unos juegos. Si ellos quieren hablar, con el debido respeto a los derechos y libertades detallados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, debemos acoger sus diferentes opiniones. Silenciar a los atletas nunca debe ser tolerado, así como tampoco la amenaza de removerlos de los Juegos Olímpicos, que es otro signo de desequilibrio de poder entre dirigentes deportivos y atletas. Los atletas deben permanecer unidos como un colectivo para asegurar que sus derechos sean protegidos.

Aquí están el comunicado oficial y en su idioma original, y el mensaje del presidente del COI Thomas Bach: